Compartir
Publicidad

Clean soups: ¡un libro que te cautivará!

Clean soups: ¡un libro que te cautivará!
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las sopas han sido uno de mis alimentos favoritos. Me encanta la versatilidad que pueden tener. Frías para un día caluroso o humeantes que reconfortan cada célula del cuerpo en temporada invernal. Navegando en internet me encontré con un libro maravilloso titulado Clean soups, que estoy seguro que te cautivará.

Fotos bellamente captadas en una atmósfera vintage, que recuerda la cocina de la abuela y esa sensación acogedora de recibir un plato vaporoso con el sazón que solo ellas poseen. La chef y nutrióloga Rebecca Katz, resume el contenido de este libro en una sola frase: "Las sopas son el ultimo abrazo culinario".

Rebecca tiene el objetivo de mostrarle a las personas que un gran sabor, no esta peleado con una buena nutrición y que pueden coexistir en la mesa del comedor. Crear platillos que mejoren la salud y el bienestar mientras apapachamos a las papilas gustativas es algo irresistible.

Al principio del libro, la autora nos relata su pasión por las sopas y como la gente tiene el concepto de sopa, como un cubo de consomé de pollo concentrado. Las verduras y una infinidad de especias y hierbas de olor, pueden lograr resultados exquisitos sabiéndolos combinar, todo un proceso alquimista. Y no es necesario añadir el valor nutricional que tienen estas infusiones vegetales.

El libro recolecta 60 recetas que: nutren, refrescan, reconfortan y deleitan. La base de estas recetas son caldos que se pueden refrigerar y congelar para futuros platillos. Con unos cuantos ingredientes extras, se pueden transformar estos caldos para maridarlos con otros elementos. Por ejemplo, el "caldo mineral" es un básico, que si se le agrega pollo y huesos, se convierte en un caldo de pollo mineral, si se le agregan hongos shiitake, se crea un caldo reforzador del sistema inmune, si se le agrega lemongrass y leche de coco, se crean platillos con un toque tailandés.

El día de ayer me dedique a ir al súper y comprar los ingredientes para prepara el "caldo mineral" (Magic mineral broth) que hoy quiero compartir contigo.

Caldo mineral mágico

Sopa 1

Ingredientes

  • 3 zanahorias con cáscara cortadas en tercios
  • 1 cebolla amarilla con cáscara cortada en cuartos
  • Medio poro (puerro) cortado en tercios.
  • Medio manojo de apio, incluyendo el corazón, cortado en tercios.
  • 2 papas moradas
  • 1 camote con cascara, cortado en tercios
  • Medio ñame en cortado en cuartos
  • Dos y medios dientes de ajo cortados a la mitad
  • unas ramas de perejil fresco
  • Media tira de kombu
  • 6 pimientas negras
  • 4 pimientas rojas
  • 1 hoja de laurel
  • Media cucharadita de sal de mar
  • 3.5 litros de agua
  • Opcional: unas ramas de hinojo fresco

NOTA: lamentablemente no pude conseguir kombu, es una especie de alga marina rica en yodo, pensé en agregar un poco de alga nori en sustitución, pero al final decidí no hacerlo, por temor a que el sabor predominará.

Procedimiento:

  1. Lava perfectamente todos los vegetales
  2. En una olla grande, coloca todos los ingredientes.
  3. Añade agua, tapa y deja cocer a fuego alto. La receta original menciona que este caldo debe cocinarse alrededor de ¡2 a 3 horas! Solo de imaginar el consumo de gas y el tiempo que le iba a dedicar, decidí usar la olla de presión. Una vez que empezó a silbar, conté 15 minutos y apague el fuego.
  4. Deja enfriar y cuela los solidos. El líquido resultante guárdalo en el refrigerador. Tiene una caducidad de 5 días o 6 meses en congelación.

Es sorprendente como el conjunto de todos estos vegetales y especias crean un caldo delicioso, aromático y rico en nutrientes: como potasio, vitamina C, B, A, selenio, magnesio, cobre y yodo. Jamás hubiera imaginado que se podía usar camote en un caldo, un sabor dulce y suave que combina a la perfección con los demás ingredientes.

Sopa 2

Imagino que una cocción prolongada debe agregar mas sabor, sin embargo el tiempo que sugería la receta, me pareció excesivo. Para la próxima vez que lo haga, cortare las verduras en cubitos y dejaré que se cocinen en un termino medio, es decir, que no terminen con una consistencia de puré.

Con este "Caldo mineral" confeccione una especie de ramen vegetal, hecho con una calabacita italiana cruda, cortada en forma de fideos, agregue col morada fileteada, las verduras del caldo, las corte en trozos pequeños y las acomode en un plato hondo. Agregue rodajas de limón, perejil deshidratado, hojuelas de chile, y agregue una taza del caldo caliente sobre las verduras. Para finalizar, añadí una cucharadita de aceite extra virgen que resaltó todos los sabores. Me gustó tanto que repetí plato.

Este plato acompañado de una pechuga de pollo asada con un poco de salsa de soya y miel, podría ser un buen acompañante, o se me ocurre, hervir en el caldo un filete de pescado, y una vez que se cocine, agregarles verduras al gusto. Las posibilidades son infinitas. También con pollo deshebrado y una pizca de curry en polvo y jugo de limón.

Aquí esta el link para que le des un vistazo al libro de Rebecca. Si gustas descarga la muestra. En este pequeño preview, aparecen los especias básicas que debemos tener en la cocina, el equipo necesario (ollas, sartenes...) formas de almacenamiento para los caldos y tips para recalentarlos.

Imagen | RebeccaKatz
En Vitónica México | Sopa de verduras a la mexicana. Receta saludable
En Vitónica México | Sopa de verduras con cebada y kale. Receta saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio