Compartir
Publicidad

El mal diseño de los hospitales hace que nos enfermemos más

El mal diseño de los hospitales hace que nos enfermemos más
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sin duda un hospital es una de las instalaciones más caras al momento de construir y de equipar, ya que se necesitan ciertas especificaciones y tecnologías, además de cumplir con regulaciones específicas y códigos de seguridad. Sin embargo muchas veces no se piensa en el impacto que puede tener el diseño en el bienestar de los pacientes.

Se sabe que las infecciones adquiridas dentro de un hospital son un gran contribuyente en las enfermedades y en la muerte de los pacientes, se estima que el 30 por ciento de los pacientes de terapia intensiva son afectados por estas infecciones. De la misma forma, los pacientes que comparten cuarto y sólo están divididos por una cortina, presentan un mayor riesgo de contagio. Estudios han demostrado que los cuartos individuales reducen el riesgo de infecciones transmitidas por aire y por tocar superficies contaminadas.

En un estudio se observó que cambiar de habitaciones compartidas a privadas disminuyó las infecciones bacterianas a la mitad y redujo el tiempo de hospitalización de los pacientes en un 10 por ciento. Otro estudio sugiere que el costo extra de las habitaciones particulares se compensa con el dinero ahorrado debido a menos infecciones. Y se sabe que el uso de superficies más fáciles de limpiar, lavaderos en lugares claves y filtros de aire de buena calidad puede reducir aún más las tasas de infección.

Pasillo

Las caídas en el hospital son otro gran problema, que puede ocasionar lesiones graves, estancias hospitalarias más largas y costos significativos. Para los pacientes el hospital es un lugar desconocido, muchas veces tienen que recorrer el cuarto desorientados por el dolor o por los medicamentos, haciéndolos más susceptibles a caídas. A esto se suman errores de diseño como áreas mal iluminadas, pisos resbaladizos o escusados demasiado altos o bajos. La rapidez con la que el personal médico puede llegar a los pacientes también marca la diferencia. Las estaciones de enfermería que están más cerca de las habitaciones de los pacientes y permiten a las enfermeras una visión directa a las camas pueden reducir el riesgo de caídas y lesiones.

Una buena experiencia de los pacientes en el hospital está ligada con una mejor recuperación, y un gran reto es la privacidad de los pacientes. Aunque a los médicos se les enseña que no deben de hablar de la historia clínica de sus pacientes en áreas públicas, es muy difícil tener privacidad en cuartos compartidos. Se ha demostrado que los pacientes en salas donde la división entre camas es una cortina, son más precavidos y no dicen todo su historial médico o se rehúsan a los exámenes físicos.

Y todos los que alguna vez se han quedado en un hospital, saben que el ruido es un gran problema. Se ha visto que el nivel de ruido promedio en un hospital supera bastante las recomendaciones establecidas, ocasionando que a los pacientes les cueste trabajo descansar y dormir. Es posible reducir el ruido mediante tapones para los oídos, paneles acústicos para absorber el sonido y el uso de menos alarmas innecesarias.

Hospital

Investigaciones han demostrado que la naturaleza juega un papel muy importante en la recuperación de los pacientes. Sin embargo la realidad en la mayoría de los hospitales es que son edificios completamente encerrados, con habitaciones oscuras, pasillos sin ventanas o con poco acceso a la luz natural, ya no hablemos de jardines o espacios al aire libre. Un estudio comparo la recuperación de los pacientes después de una cirugía de vesícula si habían sido asignados a una habitación con ventana a un jardín o hacia una pared de ladrillo. Los pacientes que tuvieron la dicha de observar la naturaleza tuvieron estancias hospitalarias más cortas y tomaron menos medicamentos para el dolor que aquellos que veían una pared de ladrillo.

No sólo es importante la tecnología y los avances en cirugía y medicamentos, si queremos pacientes más saludables y con mejores tasas de recuperación, es importante que cambiemos la forma en la que los hospitales son construidos y diseñados. Cada vez son más los hospitales que buscan un diseño hospitalario basado en la evidencia.

Vía | NY Times

Imágenes | Presidencia de la República Mexicana | Avinash Bhat | Presidencia de la República Mexicana |

En Vitónica México | Cirugías más seguras gracias a este oxímetro de pulso
En Vitónica México | Hospital prescribe frutas y verduras en lugar de pastillas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio