Compartir
Publicidad

La motivación interna puede hacer del ejercicio un hábito

La motivación interna puede hacer del ejercicio un hábito
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para muchos, hacer algún tipo de actividad física puede resultar una tortura, para muchos otros una vía de escape del estrés y un momento de felicidad. De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad Estatal de Iowa, encontró que la motivación interna puede hacer del ejercicio un hábito. "Si el ejercicio te recompensa, es una actividad que disfrutas, y olvidas el estrés acumulado, tu organismo automáticamente responderá a esta señal y no tendrás que auto convencerte de hacer ejercicio"

En lugar de ver el ejercicio como una tarea a realizar, verlo como una actividad placentera ayudará a crear el hábito. La recompensa intrínseca, es especifica en cada uno de nosotros. Los autores del estudio opinan que puede ser un factor psicológico, como la liberación de endorfinas o serotonina, o incluso pasar tiempo con un amigo mientras haces ejercicio.

De acuerdo a la investigación esta motivación interna, puede tomar un tiempo en desarrollarse. No todos experimentan el "amor a primera vista" con el ejercicio, sin embargo después de varias pruebas ye errores, encuentres tu actividad ideal, sin presiones ni obligaciones.

El ejercicio es un comportamiento complejo que requiere esfuerzo, por esta razón no es tan sencillo desarrollar este saludable hábito como otros más simples, por ejemplo lavarse los dientes o el gusto descontrolado por el azúcar.

En la investigación se dividió a un grupo de personas y se analizaron sus niveles de actividad física. El primer grupo se les denomino como los "iniciadores": aquellos que apenas empezaron a hacer ejercicio y al otro grupo se les nombro "mantenedores": aquellos que han estado ejercitándose regularmente, por al menos tres meses,

El rol de la motivación interna fue diferente en cada grupo. si los iniciadores disfrutaban ejercitándose, era mas probable que continuaran haciéndolo, pero fue un proceso intencional. Sin embargo los "mantenedores", llegaron a un punto en el cual desarrollaron un hábito y la recompensa intrínseca ayudó a mantener ese hábito en respuesta a la satisfacción interna.

Los realizadores del estudio, señalan la importancia de desarrollar esta motivación interna para lograr del ejercicio un hábito a largo plazo, ya que si se siguen factores externos, como la perdida de peso, incluso logrando ese objetivo, no es suficiente para lograr que el ejercicio se convierta en un comportamiento automático.

Si tu meta externa no se logra, es muy probable que te rindas y te retires de hacer ejercicio, lo cual genera más estrés y no ves ninguna satisfacción. Hacer ejercicio es un hábito esencial que se debe de mantener de por vida por todos los beneficios que este conlleva.

El ejercicio es una hábito que fácilmente las personas pueden desarrollar, lo único que se necesita es, esfuerzo y compromiso. ¡Fácil! ¿No es así?

En esta investigación, se llega a la conclusión de que es necesario encontrar esa motivación interna. Por ejemplo, personas con diabetes se pueden ver profundamente beneficiadas de realizar ejercicio, ya que reduce los síntomas, ayuda a mantener niveles estables de glucosa en sangre y es una parte esencial en el tratamiento. Otra motivación puede ser mantener la salud y prevenir múltiples enfermedades propias del sedentarismo.

Vía | news.iastate

Imagen | c3lsius_bb
En Vtónica México | Calistenia: el ejercicio de la Antigua Grecia para un cuerpo de diez
En Vitónica México | El mejor ejercicio para trabajar bíceps, según la ciencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio