Compartir
Publicidad

La compulsión por comer puede estar escrito en tu código genético

La compulsión por comer puede estar escrito en tu código genético
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acercan las festividades en donde la comida, los postres y bebidas hipercalóricas que tanto disfrutamos en estas fechas, son las protagonistas. Difícil es resistirse a tan maravilloso buffet, que tendemos a comer demás. No es solo cuestión de voluntad, puede estar en nuestro ADN. Investigadores de la Boston University Medical Center descubren que la compulsión por comer puede estar escrito en nuestro código genético.

El gen CYFIP2, esta asociado con el comer de manera compulsiva. Este descubrimiento podría conducir a estudios para diseñar tratamientos enfocados en normalizar el comportamiento alimentario.

Los investigadores también descubrieron una red de genes reguladores involucrados en la mielinizacion, (el proceso en el que se forma el recubrimiento de las fibras nerviosas para mandar los impulsos eléctricos) que esta asociada en la compulsión por comer.

El comer emocional, comer compulsivamente, anorexia nerviosa, bulimia, entre otros desordenes de alimentación, son algunos de los mas letales desordenes neuropsiquiatricos. Comer compulsivamente, es el desorden mas común que afecta a millones de personas. Se caracteriza por episodios en los que se consumen grandes cantidades de alimentos, hasta llegar a un punto de incomodidad. Se experimenta perdida de control, estrés, vergüenza y culpa por tal comportamiento.

En estudios del genoma humano, los investigadores identificaron un gen denominado CYFIP2, que es un factor para comer de manera compulsiva. Este gen disminuye la producción de mielina. Comer compulsivamente, ocasiona cambios a nivel cerebral, provocando una disminución de la mielinizacion. Los investigadores explican que se podría de manera terapéutica, promover la reemielinizacion y de esta manera recuperar la salud del paciente por un negativo comportamiento alimentario.

Suena muy prometedor. Se podrían salvar muchas vidas y restaurar la salud de personas con desordenes de alimentación. Podemos concluir que la clave de todo esta en la moderación, comer de manera consciente, disfrutar de la comida en porciones adecuadas y vivir en armonía con nuestro cuerpo, nutriéndolo con buenos comportamientos y decisiones alimentarias.

Vía | BUMC Genetic Risk Factor for Binge Eating Discovered

Imagen | Alan Light
En Vitonica México | La radiografía de los snacks
En Vitonica México | Esperar 30 segundos entre bocados, puede prevenir la obesidad infantil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio