Compartir
Publicidad

¿Tomar zinc puede ayudarte a combatir un resfriado?

¿Tomar zinc puede ayudarte a combatir un resfriado?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque la temporada de frío quedo atrás, es cierto que el clima cambia todos los días y eso ocasiona que seamos más susceptibles a contagiarnos de un resfriado. La vitamina C siempre ha sido un suplemento natural que mucha gente toma para prevenir un resfriado, pero últimamente el zinc ha ganado popularidad en el campo de la prevención de la gripe y el resfriado común.

El zinc es un elemento esencial, es decir que nuestro cuerpo no lo produce de forma natural, aunque lo necesitamos para sobrevivir ya que está presente en un montón de diferentes funciones en el cuerpo. Es mejor conocido como un refuerzo inmunológico, pero el zinc también puede ayudar con la digestión y ayuda a regular la producción de hormonas. Su papel en el equilibrio hormonal lo hace importante en la fertilidad y la diabetes.

Además, el zinc también ayuda con el crecimiento y reparación muscular, ayuda a prevenir el envejecimiento ya que funciona como un antioxidante, y también tiene propiedades anti-inflamatorias, que pueden ayudar a prevenir ciertas enfermedades. Algunos estudios han demostrado que el zinc puede ayudar a disminuir la duración de un resfriado, así que si tomas zinc al primer signo de un resfriado, no estarás enfermo tanto tiempo. La Clínica Mayo recomienda tomar pastillas de zinc cada una a tres horas durante tres a 14 días o hasta que los síntomas desaparezcan.

La cantidad de zinc que una persona necesita puede cambiar en cada caso, pero en general, los hombres adultos necesitan 11 miligramos de zinc por día y las mujeres adultas necesitan 8 miligramos. Sin embargo, si una mujer está embarazada, necesita 11 miligramos y si está amamantando, necesita 12 miligramos. Además de un suplemento, es posible obtener zinc a través de los alimentos, de hecho las personas con una dieta balanceada obtienen suficiente zinc de su comida. Las formas más biodisponibles de zinc se encuentran en productos de origen animal, y en algunos granos, verduras, nueces y frijoles.

Las deficiencias de zinc son bastante raras en los países desarrollados, pero es posible que una persona presente una deficiencia de zinc. Estas personas son muy propensas a enfermarse, sentirse constantemente cansados y también pueden tener un desequilibrio hormonal. Otros síntomas más severos son pérdida de cabello, depresión, diarrea y erupciones cutáneas.

Imagen | fdecomite

En Vitónica México | La vitamina B12 protege contra el envejecimiento cerebral
En Vitónica México | Bajos niveles de vitamina D se vinculan con dolores de cabeza frecuentes en los hombres

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio