Compartir
Publicidad

Vivir en el presente es sinónimo de felicidad

Vivir en el presente es sinónimo de felicidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nuestra mente nunca descansa, siempre está generando pensamientos, que pueden ser ciertos o no, y que afectan nuestros sentimientos y nuestro estado de ánimo. Muchas veces la cabeza se llena de pensamientos negativos o perturbadores, y existe una razón evolutiva para esto. Para estar a salvo, nuestros antepasados tenían que en enfocarse en todas las posibles amenazas potenciales.

El problema es que en la actualidad, esa tendencia de repetir pensamientos perturbadores puede hacer más daño que bien. Un pensamiento negativo repetitivo nos mantiene en un esto de preocupación y hace que nos enfoquemos en escenarios desastrosos. Cuando esto sucede, una herramienta para calmar el caos mental, es permanecer en el presente.

Respirar

Vivir en el presente no significa que evites o niegues esos pensamientos, pero es una forma efectiva de aliviar los síntomas de ansiedad, depresión, trauma y sufrimiento que están arraigados en el pasado o vinculados al futuro. Darle vueltas al pasado puede hacer que te entristezcas o te arrepientas de cosas que no puedes cambiar. Enfocarte en el futuro puede ocasionar que te sientas ansioso y estresado sobre cosas que no puedes controlar o predecir. Quedarte en el presente mejora tu concentración y tu capacidad para tomar buenas decisiones.

Si te cuesta trabajo mantenerte en el presente, una de las mejores herramientas es centrarte en tu respiración. Inhala lentamente por la nariz en tres tiempos, contén la respiración por tres tiempos, y luego exhala lentamente por la boca en cinco tiempos. La clave está en que tu exhalación sea más larga que tu inhalación. Repite esto varias veces hasta que te sientas menos estresado.

Cuando tu mente genera pensamientos perturbadores o te lleva a otra época, renfoca tu atención en lo que estás haciendo. Poco a poco entrenaras a tu mente a enfocarte en una tarea y evitaras distraerte por pensamientos no deseados y preocupaciones. Por ejemplo, cuando estés lavando los platos o bañándote, observa cómo el agua se siente en tu piel. Si estás caminando, pon atención en cómo se sienten tus pies en el suelo. Cuando le pones toda tu atención a cualquier actividad diaria, te darás cuenta de cómo puede ayudar a calmarte.

PLaticar

La meditación también es una excelente herramienta para permanecer en el presente y calmar la mente y el cuerpo. Meditar no es algo que necesite de mucho tiempo y práctica. Hoy en día tenemos a la mano un montón de ayudas que te pueden ayudar a lograr tus objetivos. Puedes encontrar ejemplos de meditación para la vida real, así como algunas apps para meditar.

Otra forma de forzar a tu mente a que permanezca en el presente es escuchar con atención plena. Cuando estés platicando con alguien, enfócate en todo lo que la persona está diciendo y ponle el 100 por ciento de tu atención. No dejes que tu mente empiece a vagar o piensa en tu respuesta. Ve la cara de la otra persona, has contacto visual, y relájate.

Vía | Psychology Today

Imágenes | Sebastien Wiertz | Mae Chevrette | Matus Laslofi |

En Vitónica México | Mejora tu vida con la meditación
En Vitónica México | Meditación contra el insomnio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad