Compartir
Publicidad

"Los carbohidratos son amigos, no enemigos de tu dieta"

"Los carbohidratos son amigos, no enemigos de tu dieta"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Haz analizado tu consumo de alimentos al día?.... Por lo regular, el consumo de carbohidratos suele ser alto, ya sea en forma de pan, azúcar, galletas, bollería, bebidas azucaradas y dulces, estos alimentos son de gran consumo y ocupan un gran porcentaje de la ingesta calórica diaria. Debido a que este grupo de alimentos consumidos en exceso, nos hacen subir de peso, es temido, prohibido y restringido de la dieta. Sin embargo en esta nota verás que "Los carbohidratos son amigos, no enemigos"

Un 55-60 % de las calorías que debemos consumir al día, corresponden a los carbohidratos. Como sabes la función de este macronutriente, es dar energía a cada célula de nuestro cuerpo en forma de glucosa. Cuando el organismo cubre sus necesidades de energía, almacena una parte en forma de glucógeno y el exceso en forma de grasa.

Muchas personas por temor a subir de peso, se imponen una dieta restrictiva, pobremente diseñada, que aparenta ser la solución, sin embargo carece de valor nutricional y puede afectar la salud a corto y largo plazo. Esto es lo que sucede con estas dietas:

  • Se desprestigia a los carbohidratos dándoles la cualidad de "malos"
  • Se eliminan todos los carbohidratos
  • La perdida de peso ocurre dentro de las primeras dos semanas, sin embargo esta perdida de peso es causada por la salida de agua que el glucógeno almacena.
  • El hambre y la frustración hacen su aparición. Cuesta trabajo concentrarse y los niveles de energía disminuyen. ¿Qué sucede después?... Eventualmente, regresamos a comer carbohidratos como si no hubiera un mañana, por tener esa restricción, provocando inflamación, malestar general y pesadez.

Cuando nos abstenemos de comer carbohidratos por un tiempo y luego los reintroducimos a la dieta, nuestro cuerpo reacciona reponiendo los almacenes de carbohidratos vacíos y reponiendo el peso perdido en forma de agua. Lo que nos lleva a pensar "los carbohidratos son malos, me hicieron subir de peso", provocando una lucha interna entre comer o no comer hidratos de carbono y teniendo remordimiento en cada comida.

¿Solución?... ¡Muy simple!

Podemos tener una dieta balanceada que incluya hidratos de carbono, dando especial énfasis a los complejos, es decir, cereales integrales, frutas y verduras y dejar para consumo poco frecuente aquellos refinados como los azúcares añadidos: "No cake for breakfast, keep cake for birthdays"

Una dieta bien planeada con la cantidad adecuada de carbohidratos trae múltiples beneficios. disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos, mantiene los niveles de energía estables, previene enfermedades metabólicas como diabetes, hipertensión, obesidad y dislipidemia.

La clave de todo se encuentra en la moderación y hacer sabias decisiones. Los carbohidratos son amigos, que nutren nuestra dieta y los sentidos. Moderemos el consumo de carbohidratos refinados, como el refresco, dulcería, bollería y adoptemos el buen habito de consumir verduras y frutas, así como granos enteros cada día. Estos carbohidratos complejos, son de gran valor nutricional. Es importante estar consiente que todos los carbohidratos refinados, carecen de este valor y por ello, su consumo debe ser limitado para que no ocupe el espacio de mejores elecciones alimentarias que podemos consumir en el día.

Imagen | Andria
En Vitonica México | 5 Carbohidratos que pueden comerse sin culpa
En Vitonica México | 5 reglas del consumo de los carbohidratos que debes seguir

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad