Compartir
Publicidad

La leche descremada no es la mejor opción para los niños según la ciencia

La leche descremada no es la mejor opción para los niños según la ciencia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No cabe duda que la nutrición en las diferentes etapas de la vida es esencial para un correcto desarrollo físico y mental. Cuando de nutrición pediátrica hablamos, es de suma importancia que los niños se alimenten correctamente y que formen excelentes hábitos de alimentación que los ayuden a mantener una buen estado y peso saludable. Unos de los alimentos básicos para la infancia es la leche y de acuerdo a la ciencia, la leche descremada no es la mejor opción para esta etapa.

De acuerdo al Washington Post, el consumo de leche entera ha disminuido en la población americana en un 78 %. La leche es una bebida importante para el desarrollo infantil. Podemos preguntarnos ¿cuál es la mejor leche?. Un grupo de investidadores canadienses ha encontrado que los niños que beben leche entera, estadísticamente tienen menor IMC (Índice de Masa Corporal) que aquellos que beben leche descremada.

La investigación también menciona que los niños que consumen leche alta en grasa, tienen mayores niveles de vitamina B también. Para llegar a estos resultados, los investigadores recolectaron el peso y talla de 2745 niños saludables de entre 1 a 6 años. Tomaron muestras sanguíneas y encuestaron a los padres para saber cuanta leche descremada y entera tomaban sus niños.

Después de evaluar las variables de edad, genero y actividad física, factores que afectan los niveles de vitamina D y peso corporal; encontraron que los niños que bebían una taza de leche entera al día, tenían un nivel de vitamina D comparable con los niños que bebían 2.9 tazas leche descremada; sin embargo su IMC fue de 0.79 puntos mas bajo.

Entre mas alto fuera el contenido de grasa de la leche, menor fue el IMC de los niños y mas altos sus niveles de Vitamina D. En este articulo también se comenta, que el consumo de leche entera puede ayudar a prevenir la obesidad infantil.

La explicación a este fenómeno es muy simple: como sabemos la vitamina D pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles, es decir, aquellas que requieren un medio graso para ser absorbidas por el organismo. Una leche con bajo contenido graso no dejara al niño satisfecho y tendrá hambre que le conducirá a comer alimentos mas calóricos. Se recomienda que el consumo de leche en los niños sea un 30 % de su requerimiento calórico al día.

La leche es un alimento completo, es decir, contiene carbohidratos, lípidos y proteínas, aunado a las vitaminas y minerales, el mas común, calcio. Como mencionaba antes, un 30 % (2-3 porciones ) de las calorías totales al día del niño, las ocupan los lácteos; recordemos que todos los excesos son malos, y si se consume mas de la cuenta, habrá un desequilibrio en la vitamina D, esta aumentará y las concentraciones de hierro disminuirán, creando una deficiencia.

Como adultos, o conforme pasa el tiempo, nuestras necesidades van cambiando, es por eso que existe una amplia gama de leche. Una leche deslactosada nos sentará mejor que una leche entera, según sea el caso o tolerancia de cada quien. Posiblemente tus niveles de colesterol sean altos y necesites una dieta baja en grasa, o mejor dicho, modificada en lípidos; una leche light o descremada será la ideal para ti. O tal vez decidas no tomar lácteos de origen animal y prefieras beber leche vegetales. En cuanto a la nutrición infantil, de preferencia lácteos enteros, la excepción será si tiene algún motivo para no hacerlo, en todo caso, siempre habrá una opción para ellos.

Vía | Washington Post | New York Times

Imagen | Joe Lodge
En Vitónica México | ¿Leche vegetal o leche de vaca?
En Vitónica México | Leche de cucaracha: ¿El alimento del futuro?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad